En este momento estás viendo ¿La gestión del tiempo afecta a nuestro estado de ánimo?

¿La gestión del tiempo afecta a nuestro estado de ánimo?

¿Cuántas discusiones se generan en el trabajo por falta de tiempo?. ¿Cuántas conversaciones se tensan por falta de tiempo?

Si eres padre o madre, ¿te has dado cuenta de que cuanta más prisa tienes más conflictos se producen con tus hijos? ¿Te gustaría tener más tiempo de calidad para pasar con ellos? 

El tiempo es una de las cosas que más influye en nuestro estado de ánimo. Sin embargo si estás aquí porque te estas quejando por falta de tiempo o simplemente no tienes tiempo permíteme decirte que no podemos hacer nada por tí al respecto porque todos tenemos las  mismas veinticuatro horas al día, ni más ni menos. Si quieres aprender a gestionar mejor tu tiempo y así modificar esa sensación de no disponer de tiempo, por favor, sigue leyendo.

¿Qué pasaría si no dependiéramos del tiempo? ¿Te imaginas cómo sería nuestra vida sin mirar el reloj?

El tiempo es el bien más democrático que existe. Cuando nacemos todos tenemos toda una vida por delante y parece que de todo somos capaces. Alguna vez habrás escuchado cosas como <<ay, si yo tuviera tu edad…>>, <<Si tuviéramos todo el tiempo del mundo para decidir qué hacer todo sería más fácil>>. Hoy en día parece que vamos estresados a todos lados. Vivimos en una sociedad llena de estímulos y no paramos ni un minuto a pensar.

De hecho se está librando una batalla para captar nuestra atención, es decir nuestro tiempo, y por eso es importante que aprendas a gestionar tu tiempo y no que lo gestionen otros. Tenemos el tiempo que tenemos y debemos priorizar en qué utilizamos nuestro tiempo. Para ello será imprescindible tomar conciencia de cómo utilizamos el tiempo.

Los smartphones nos están robando tiempo. Lo saben todo de nosotros, nos facilitan la vida, pero ¡ojo!, nos están creando una dependencia que rellena cada instante vacío que tenemos. Cuida tu relación con tu móvil porque puedes estar dependiendo de él más de lo que piensas y cada vez que lo miras se te pueden ir los minutos cómo el agua por un sumidero.. En otro momento hablaremos de los ladrones del tiempo y cómo afectan a tu estado de ánimo.

Aprender a gestionar el tiempo es vital si quieres tener una vida plena. Si te paras a pensar te darás cuenta que todos tenemos el mismo tiempo, pero el hecho de que unos lo gestionen de una forma o otra es lo que provoca la diferencia de resultados. 

Si no estás content@ con el tiempo que tienes para dedicar a los tuyos, para realizar tu trabajo o para hacer lo que a ti te plazca, sigue leyendo porque puede que te lleves algunas herramientas que te permitan avanzar hacia una vida que nos permita mejorar nuestro estado de ánimo.

¡Vamos allá!

  1. Planifica tu semana en el ámbito laboral, en el personal y en el social. Dedicar un tiempo a organizar todo aquello que nos disponemos a hacer nos va a permitir avanzar de forma más eficiente para disponer de más tiempo.
  1. Dedícate a  aquello que tú quieres. Piensa que como el tiempo es tu bien más preciado no puedes cederlo a terceros si tú no quieres. Para ello plantéate seriamente a qué dedicas tu tiempo.
  1. No permitas que te roben tu tiempo, de lo contrario siempre habrá alguien dispuesto a invadir tu tiempo en tus tareas diarias.
  1. Haz primero las cosas importantes y deja las menos importantes para más tarde.
  1. Aprende a delegar. Si te proponen hacer algo tienes cuatro opciones:
    1. Hacerlo inmediatamente.
    2. Agendarlo para más tarde.
    3. No hacerlo.
    4. Delegarlo.
  1. Tener claras las cosas que queremos hacer. Si sabemos hacia dónde vamos y lo que queremos será más fácil concentrarnos en aquello que vamos a hacer. Ya sea dar un paseo en familia, realizar un trabajo o leer un libro. Si estamos convencidos de que eso es lo que toca hacer en ese momento nada nos va a distraer y nos permitirá realizar las cosas con menos tiempo.
  1. Comprimir los plazos para realizar las tareas. Las tareas se expanden en el tiempo en función del tiempo de qué disponemos para hacerlas. Por tanto, para qué asignar tres horas de trabajo a una tarea si la podemos realizar en dos horas. Asigna la mitad del tiempo a todas tus tareas y verás cómo eres más productivo. Pruébalo. ¡Funciona! 

Con estas siete claves vas a poder realizar más cosas de las que has podido hacer hasta ahora y eso te va a permitir establecer unos hábitos en tu vida que, a la vez, te permitirán disfrutar de más tiempo generando una sensación de bienestar al lograr las metas que te propongas, facilitando esa transformación hacia la mejora del estado de ánimo.

Nos vemos en el siguiente post.

Deja una respuesta